Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

JetBlue es la primera aerolínea norteamericana en lograr vuelos neutrales en carbono

Compártenos en redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

JetBlue anunció que, a principios de julio de este año, lograron compensar sus emisiones de dióxido de carbono en todos sus vuelos domésticos.

Asimismo, la aerolínea informó que planean comenzar a utilizar fuel sustentable (SAF por sus siglas en inglés) en los vuelos que salen del Aeropuerto Internacional de San Francisco.

“Los viajes aéreos conectan a la gente y a las culturas y estimulan la economía global; sin embargo, debemos actuar para limitar el efecto crítico que esto tiene en el cambio climático. Reducimos donde podemos y compensamos lo que no podemos reducir. Al compensar todos nuestros vuelos nacionales, preparamos nuestra empresa para las emisiones bajas de dióxido de carbono que la aviación, y todos los sectores, estamos obligados a planear”, dijo Robin Hayes, CEO de JetBlue.

El plan de compensación de dióxido de carbono comenzó en el 2008. Gracias a eso, y a iniciativas previas, lograron compensar más de 2.6 billones de libras de emisiones de CO2. Así que al compensar todos sus vuelos nacionales esperan compensar una cifra adicional de 15-17 billones de libras de emisiones. Eso equivale a eliminar 1.5 millones de vehículos de pasajeros al año.

Cómo compensa JetBlue sus emisiones de carbono

Por cada tonelada de emisiones que se reduce, se crea una compensación de carbono, a lo cual se conoce como crédito de carbono. Un crédito de carbono es un certificado comercial que representa la reducción o la eliminación de una tonelada de emisiones de dióxido de carbono. Comprar créditos de carbono significa invertir en proyectos de reducción de emisiones que requieren financiamiento.

Por eso, como parte de su programa de compensación, JetBlue selecciona proyectos de todo el mundo. Muchos de ellos funcionan en países subdesarrollados en donde el impacto positivo es mayor. Dichos programas incluyen proyectos como:

  • Conservación de bosques para prevenir la deforestación.
  • Landfill Gas Capture (LFG). El gas vertedero es un bioproducto natural derivado de la descomposición de material orgánico en vertederos. En vez de diseminarse en el aire, el LFG se captura y se convierte en una fuente de energía renovable.
  • Proyectos eólicos/solares. Estos proyectos desarrollan grangas expansivas solares y eólicas que general la energía necesaria para suplir combustibles fósiles. Esto, de paso, genera empleos y beneficios para las comunidades locales.

FOTO JetBlue / Instagram

Deja un comentario

Te puede interesar