Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El modelo de shelter para el desarrollo de la industria Aereospacial en México

Compártenos en redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Las empresas extranjeras tienen la oportunidad de ampliar sus operaciones a México a través de varias opciones. Una de ellas es la modalidad de shelter, que permite una instalación segura y competitiva en la ubicación seleccionada. 

El Aeroclúster de Querétaro cuenta con varios miembros cuyas operaciones de fabricación en México se han dado bajo distintas modalidades de shelter, que pueden ser:

  • Shelter compartido: diferentes compañías tienen operaciones a través de una sola entidad mexicana que ya se encuentra establecida, lo que vuelve el proceso más rápido, aunque existe riesgo para todas si una compañía no cumple con la normatividad.
  • Shelter dedicado: una entidad mexicana se crea exclusivamente para una empresa en particular, lo que garantiza que la normatividad se haga de manera adecuada.

La más reciente reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta se dio en 2020, en donde se eliminó la obligación de cambiar la estructura de la empresa después de un periodo de 4 años bajo la operación de shelter; así como cambios en las reglas fiscales que permiten generar ganancias gravables, les obligan a pagar impuestos como subsidiaria, sin que estos puedan acreditarse en el exterior.

Caso de éxito: Lauak Aerospace Querétaro y PRODENSA 

Tenemos el ejemplo de Lauak Aerospace, empresa francesa fundada en 1975, proveedor estratégico para algunos de los principales actores de la industria aeroespacial.

En 2018, recién instalados en Mirabel, Canadá para ser proveedores de Bombardier, y siendo esta la primera operación realizada fuera de Europa, Guillaume Bajolet, vicepresidente de Ventas en Norteamérica vio la necesidad y la importancia de ampliar sus capacidades de producción en el continente. 

Esto los llevó a mirar hacia México, por ser una locación competitiva y con bajos costos de fabricación, y tras un detallado análisis de diferentes estados finalmente se determinó Querétaro como la ubicación ideal por la presencia de Bombardier, Safran y otras empresas aeroespaciales.

Prodensa (integrante del Aeroclúster de Querétaro) tuvo la oportunidad de recibir a Bajolet y a Mikel Charritton, CEO de Lauak, preparando una agenda de 2 días en el estado de Querétaro, para reunirse con los principales actores del sector, autoridades gubernamentales, así como visitas a empresas e instituciones académicas, para planificar la puesta en marcha de la empresa en México, bajo el programa de shelter a través de la propia Prodensa.

El proceso facilitó la rápida instalación de la empresa en el país, puesto que ambas compartían valores empresariales afines, convirtiéndose en una persona jurídica subsidiaria de Prodensa, aunque exclusiva de Lauak. Se requirieron reuniones para perfilar los procesos, detalles operativos, procedimientos, entre otros para arrancar el proyecto.

Para el verano de 2019, la instalación estaba lista para operar, y actualmente está configurada como un taller completo y solución llave en mano, con procesos integrados enfocados en tubos y tuberías para la industria aeroespacial altamente exigente. A la par que se da el lanzamiento de una empresa en México, Bajolet recomienda armar estrategias de las opciones de salida de la modalidad de shelter, para continuar sus operaciones en el país, que pueden ser continuar con una operación independiente o reubicación, analizando a profundidad las ventajas y desventajas, y los escenarios posibles para cada elección.

Sobre Prodensa

Prodensa, que inició operaciones en 1986 con la mira puesta en hacer de Nuevo León un lugar ideal para invertir y convertirse en el mejor aliado para que las empresas extranjeras pudieran tener éxito en México, hoy en día es una firma de asesoría que actúa como un facilitador integral para ayudar a las empresas con análisis de mercado, expansiones, selección de sitios, puesta en marcha, shelter y asesoría para operaciones nuevas y en curso en el país.

Tan solo para la industria aeroespacial, Prodensa ha apoyado más de 20 proyectos que han generado más de 3 mil empleos y facilitado la inversión de más de 100 millones de dólares por parte de empresas aeroespaciales extranjeras.

Deja un comentario

Te puede interesar